Un manual para decir hola hola

Oct 12

[video]

Oct 09

[video]

Oct 07

[video]


Quino

Quino

(vía cuervos-en-la-mente)

Oct 06

Claro que tenía que haber algo más que el Pucara de Chena...

m4rkym:

COLUMBUS DEPARTURE POINT DISCOVERED
Archeologists digging in the Huelva town of La Fontanilla de Palos believe they have found the exact location where Christopher Columbus set sail for the New World in 1492.

m4rkym:

COLUMBUS DEPARTURE POINT DISCOVERED

Archeologists digging in the Huelva town of La Fontanilla de Palos believe they have found the exact location where Christopher Columbus set sail for the New World in 1492.

Oct 05

[video]

Sep 27

[video]

Sep 13

“[…] De los cinco que forman el arco de mi ceja, el que está más próximo al pico consoló a la viuda la pérdida de su hijo […] Quién creería en el mundo lleno de errores, que el troyano Rifeo fuera en este arco la quinta de las luces santas? Aunque su vista no penetre hasta el fondo de la divina gracia, demasiado conoce ahora lo que en ella no puede ver el mundo […]
Te causan asombro la primera y la quinta almas que forman el arco de la ceja, porque ves adornada con ellas la región de los Ángeles. No salieron paganas de sus cuerpos, como crees, sino cristianas, teniendo fe viva, la una en los pies que debían ser crucificados, y la otra en los que ya lo habían sido. Una de ellas, saliendo del Infierno donde nadie se convierte a Dios con buen deseo, volvió a habitar su cuerpo en recompensa de una viva esperanza; que rogó fervientemente a Dios para resucitarla, a fin de que su voluntad pudiera ser movida. El alma gloriosa de que se habla, vuelta a su carne en que permaneció poco tiempo, creyó en Aquél que podía ayudarla; y al creer, se abrasó de tal modo en el fuego de un verdadero amor, que después de su segunda muerte fue digna de venir a participar de estos goces. La otra; merced de una gracia que mana de una fuente tan profunda, que no ha habido criatura cuya mirada pudiera penetrar hasta su manantial, cifró allá abajo todo su amor en la justicia; por lo cual de gracia en gracia Dios abrió sus ojos a nuestra redención futura, y creyendo en ella, no soportó por más tiempo la fetidez del paganismo, reprendiendo por su causa a las gentes pervertidas. Aquellas tres mujeres que viste junto a la rueda derecha del carro, le bautizaron más de mil años antes de que se instituyera el bautismo ¡Oh predestinación!,¡ cuán remota está tu raíz de la vista de aquellos que no ven toda causa primera!” — Alighieri, D. Purgatorio, Canto Vigésimo de La Divina Comedia.

Ago 14

[video]

Ago 10

[video]

Ago 07

“[…] Cada cual concibe confusamente y desea un bien en el que se recrea el alma; y por eso se esfuerzan todos para alcanzarlo. Si vuestro amor es lento en dirigirse o en adquirir aquel bien, este círculo os da el debido castigo, aun después de vuestro arrepentimiento en vida. Existe otro bien que no hace al hombre dichoso; no es la felicidad, no es la buena esencia, el fruto y raíz de todo bien. El amor que se entrega demasiado a ese bien, se castiga en los tres círculos superiores a éste; pero no te diré el modo cómo está hecha esta división, a fin de que tú lo averigües.” — Alighieri, D. Purgatorio, Canto Décimoseptimo de La Divina Comedia.

Ago 03

[video]

Jul 20

[video]

Jul 17

Ya es la hora de hablar del hombre del petróleo.
De decir las verdades del éxito del Hombre.
De amasar el recuerdo y el presente en los hornos
de estas realidades con anchos horizontes.

Yo fui testigo un día de la raíz del árbol.
Ví reventar el brote del entusiasmo patrio.
El primer chorro libre fue mi contemporáneo
empapando camisas del hombre emocionado.

La Patria desangraba en el sur su riqueza,
Estábamos atónitos todos los magallánicos.
Era como bandera líquida de belleza
sacudida en el viento acariciando los páramos.

Sobre el paisaje obscuro, solitario y sombrío
fue como si de pronto el sol clavara sus luces.
Se encendieron las fraguas de un porvenir altivo
repiquetearon yunques forjando multitudes.

Avanzaron los hombres: escuadrón del progreso.
Se levantaron torres: atalayas del cielo.
Y en el confín lejano, dueño de los silencios,
volaron canciones mágicas de esfuerzo.

Era un chileno nuevo abriendo su camino.
Era la Patria nueva, corazón madurado,
Eran nervio, coraje, entregados al sino
de un esfuerzo sereno, en el confín del Austro.

Petrolero chileno, orgullo de la Patria.
Es hora de decirte la verdad de tu canto.
De estrecharte la mano sudorosa y cansada
y gritarte: ¡gracias por todo lo que has dado!

” — Grimaldi, J. 1975. Palabras al hombre del petróleo. In Toda la poesía. Imprenta Jo-Print, Punta Arenas. p. 487.